El Código Nacional de Policía (Ley 1801 de 2016) rige en el país desde enero y sus infracciones se han venido tratando de forma pedagógica, pero solo hasta este primero de agosto, estas infracciones pasarán a ser económicas, así que, si usted es de esos que acostumbra a no recoger el excremento de su mascota, consume bebidas alcohólicas en espacio público o incluso orina en espacio público, tenga en cuenta que esta en riesgo de ser sancionado económicamente.

Tipificación de conductas indebidas:

Multas Tipo 1:  

Acoge conductas tales como, no recoger el excremento de las mascotas, aspecto que tiene una sanción de 98.362 pesos. Una sanción similar se haría a personas que obstruyan, de cualquier forma, las ciclorrutas y que dificulten la movilidad de los ciclistas.

Multas Tipo 2:

Generar confrontaciones violentas, Causar daño físico, porte ilegal de armas corto punzantes o de fogueo en espacio público, permitir que menores sean tenedores de animales altamente peligrosos, comprar, alquilar o usar equipos móviles hurtados, pasear perros de razas peligrosa sin bozal, consumir sustancias alcohólicas e irrespetar agentes de Policía, podría costarle 194.724 pesos.

(El General Rodríguez, explica que las sanciones de Tipo 1 y 2 se podrían sustituir por sanciones pedagógicas o actividades sociales, depende de lo catalogado por inspector de policía, quien será el encargado de clasificar la gravedad del asunto.

Multas Tipo 3:

Este tipo de multas no podrán ser suplidas de ninguna forma, se trata de alteraciones en las redes de servicios públicos, sostener relaciones sexuales en vía pública, tener animales silvestres por mascotas, incurre en sanción aproximadamente de 393.449 pesos.

Multas Tipo 4:

Curiosamente, realizar necesidades fisiologícas en espacio público, es una de las infracciones que más cometen los colombianos, para esta conducta, según lo estipulado por la ley, la sanción sería de 786.898 pesos. Sin embargo, el nuevo Código genera una alternativa en caso de que sea una urgencia fisiológica, obliga a TODOS los establecimientos de comercio abiertos al público, prestar el servicio de baño a niños, mujeres en evidente estado de embarazo y adultos de la tercera edad, cuando así lo requieran, indiferentemente de que sean sus clientes o no. (El incumplimiento de esta norma, será justa causa para incurrir en una multa tipo 1 o suspensión temporal de la actividad económica.

Realizar quemas o incendios, arrojar basuras y escombros a las alcantarillas, fabricación, uso y transporte de pólvora, además del mal uso de la línea 123 podría llevarlo a ser sujeto de una sanción de 786.898 pesos.

Los menores adolescentes no están exentos de cumplir con la normatividad:

“en caso de que el responsable del comportamiento contrario a la convivencia susceptible de multa sea menor de 18 años, la multa deberá ser pagada por quien detente la custodia o patria potestad”. (Parágrafo 1 del Art. 185 del Código de Policía)

¡Así que, a portarnos bien!.

Juan Pablo Scarpetta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *